UN CASTIGO

Se me pierde la mirada,
buscando algún incentivo.
Un gesto, una palabra,
que pueda darme un sentido.

Se alargan las madrugadas.
Los días se tornan fríos.
Y sigo sin hallar la calma,
que tanto tiempo he querido.

Se abren heridas y llagas,
sobre mi rostro vencido.
Mi pecho ya no palpita.
Mi pensamiento es olvido.

Que angustia no sentir nada,
que triste saber que vivo.
Cuando la vida es amarga,
y vivir, es un castigo.

-Melancolía-

Sola


Sentirse sola y vacía,
es como andar siempre a ciegas.
Un barco que a la deriva,
no llega a puerto, zozobra.
 
Se va meciendo y se agrieta,
con el vaivén de las olas,
hasta que sin más se hunde,
con toda su vida a cuestas.
 
Sentirse sola y vacía,
es envolverse en la sombra.
De un tormentoso destino,
que acaba en marea muerta.
 
Un largo y duro camino,
para un alma que se ahoga,
mientras por dentro su grito,
es un suspiro de aura.
 
 
-Melancolía-


Una caricia, un suspiro,
un beso calmo y perdido.
Una sutil madrugada,
yo en tus brazos,
tú en los míos.

Una mirada cautiva,
que despierte los sentidos,
y al alba nos despertamos,
tu en mis brazos,
yo en los tuyos.

Un te quiero en la mañana,
un latir intempestivo,
una mano baja calma,
y despierta los sentidos.

Me pierdo al besar tu boca,
te rindes a mis caprichos.
Yo soy tuya,
Tú eres mío,
y la mañana dormida,
despierta siendo testigo.

Yo te amo,
Tú me amas,
y el deseo se desata,
cuando me miras,
te miro.
Tu en mis brazos,
yo en los tuyos.


-Melancolía-

Sin ti no vivo


Dame una gota de aire,
una caricia, un respiro.
Que pueda sentir la calma,
que hace tiempo ya he perdido.

Dame ese gran horizonte,
que marcaba mi camino,
y sácame de este bosque,
que me hace perder mi sino.

Dame una gota de lluvia,
un tornado si es preciso.
Que pueda limpiar mi alma,
de este dolor enfermizo.

Dame un rincón en la sombra,
donde lograr el olvido.
Y entiérrame para siempre,
porque sin ti ya no vivo.

-Melancolía-

ALGÚN DÍA




Amanecerá algún día,
más oscuro y tenebroso.
Donde el aire sea frío,
y el silencio, mi reposo.

Donde las flores no crezcan,
y el verdor del viejo chopo,
sea tan solo el recuerdo,
de algún tiempo generoso.

Amanecerá algún día,
donde la paz sea un logro.
El sueño eterno y la dicha,
matrimonio prodigioso.

Donde el cuerpo sea inerte,
al dolor tan espantoso,
que causa sentirse viva,
cuando tu deseo es otro.

Amanecerá algún día,
donde no exista más caso.
Que poder yacer tranquila,
en el silencio más craso.


-Melancolía-

ENCERRADA


Mírame sólo un momento,
no hables, no digas nada.
Me ha bastado un solo gesto,
para entender lo que pasa.

Ya no eres aquella estrella,
ya no hay brillo en tu mirada.
Y tu apariencia denota,
una increíble añoranza.

Tus manos tiemblan se escapan,
se enmudecen tus palabras.
Y el llanto amargo en tus ojos,
surca grietas en tu cara.

Ya no irradia tu sonrisa.
El miedo se hace constancia.
Has dejado de ser niña,
para sentirte enjaulada.

Has perdido tu alegría,
has olvidado tus ansias.
Y estás presa en un infierno,
que de amor vistió su cara.

-Melancolía-

EL AMOR ES LIBRE



El amor es algo libre,
que no sabe de razones,
no lo castigues ni obligues,
a cumplir lo que no quiere.

Las cosas salen del alma,
cuando se hacen y dicen.
Y si no es así no creas,
ni dejes que se realicen.

Un te quiero no se expresa,
se demuestra y se percibe.
En cada latir constante,
en el momento que surge.

Tanto insistir en las cosas,
sólo hace que se aleje.
Sintiéndose un estorbo,
algo que pesa y oprime.

El amor es algo libre,
que no sabe de razones.
No le pidas nunca que haga,
lo que en verdad, él no quiere.

-Melancolía-